Las pérdidas de orina por incontinencia urinaria de esfuerzo se producen al hacer deporte, al reír o al estornudar. Antes de la llegada de la tecnología láser C02 fraccionado, las opciones que se tenían eran la intervención quirúrgica , o colocación de mallas selectivas por cirugía, que son invasivas y no exentas de efectos secundarios no deseables. Gracias al calor del láser se favorece la remodelación del colágeno en la mucosa vagina, reforzándose la pared anterior de la vagina, el láser ginecológico, se realiza en consulta de manera ambulatoria, solo requiere de anestesia tópica, sin incisiones ni sangrados.

Categories: Uncategorized

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *